Cuento de solsticio de invierno

Cuento de solsticio de invierno

El invierno va llegando y con él, los días grises. ¿La mejor manera de atravesarlos? Escribiendo sobre pinos, abetos, piceas, tejos y cedros.

Esperanza, ilusión, certeza: esas son las palabras que me vienen cuando los miro. En los momentos más oscuros la luz vuelve: es eso lo que las coníferas me dicen.

Tiempo de lectura: 7 minutos.

© Por las ramas